Literatura: La casa de los espíritus de Isabel Allende

Hay libros que no se olvidan fácilmente, libros cuyo recuerdo perdura en la memoria y siempre vuelven, se conectan con el mundo por su sentido, por su significado, por su testimonio de la realidad, de la historia, que son tan lúcidos que no pueden ser interpretados de un solo modo. Hacía mucho tiempo que no lograba eso en mí un libro, así que no esperen que esta sea una entrada corta. No voy a divagar en interpretaciones que ya se hicieron, y que por otro lado, no he leído.


La casa de los espíritus (1989)

Resultado de imagen para la casa de los espíritus

Tuve varias recomendaciones para leer este libro y si bien se encuadra dentro del realismo mágico y la nueva narrativa latinoamericana, se tiende a "saber" el curso que puede tomar la historia. con esto me refiero a los temas tratados y la forma de hacerlo. No me equivoqué en este sentido, lo que no significa que la novela sea única. La trama se centra en los personajes de Clara y Esteban que son los protagonistas indiscutidos, son aquellos que atraviesan la historia y ésta es realmente muy larga. ¿De qué trata la obra? Es un poco complejo decirlo, los temas centrales son la sociedad y la política latinoamericanas del siglo XIX y como el progreso los afecta. Por otro lado podemos hablar del amor de Clara y Esteban, de sus diferencias. 
Esteban Trueba es de una familia con linaje que ha perdido la fortuna y para poder casarse con la hija mayor de los Del Valle compra un pedazo de tierra en las minas del norte para hacer fortuna rápidamente sin importarle los sacrificios para conseguir un poco de oro. Pero repentinamente, su prometida muere y esto trastoca su mundo. Vuelve a su casa, no puede vivir con su opresiva hermana y una madre enferma que no siente como tal y se va a la hacienda de la familia. Allí tendrá un arduo trabajo para sacarla adelante pero lo logra. Es una hacienda modelo, pero él no es un patrón amado, sino uno temido que, luego de diez años ha dejado un reguero de hijos bastardos. Pero, su madre a punto de morir le pide que se case y es allí, cuando, lleno de arrepentimiento y queriendo cumplir la última voluntad de su madre, piden en casamiento a Clara, la hija menor de los Del Valle.
-En casi todas las familias hay un tonto o un loco, hijita (...).
-Pero en nuestra familia no hay ninguno, abuela -replicó Alba.
-No. Aquí la locura se repartió entre todos y no sobró nada para tener nuestro propio loco de remate.
Clara es una joven que siempre había sido diferente, tenía el don de la clarividencia y de la telequinesis que intentaba dominar para el gusto de su madre Nívea. Siempre fue una mujer que estuvo perdida en sus pensamientos comunicándose con las almas del más allá que le adelantaban lo que iba a pasar y manteniéndose alejada del mundo terrenal, por momentos. Hace de la casa de su esposo un asilo para todos los psíquicos y los pobres que quisieran allí hospedarse. Tiene tres hijos, Blanca, Nicolás y Jaime. Ninguno de ellos tiene sus atributos. 
La relación de Clara y sus hijos con Esteban siempre fue conflictiva. Esteban es el patrón conservador que piensa que siempre tiene la razón y que las cosas deben hacerse cómo a él le parece y contrasta con la libertad que Clara quiere para sus hijos que los quiere tal cual son. 
Pero también es la historia de los García. Pedro Segundo García es leal al patrón más allá del trabajo mal recompensado, y se guarda algunos rencores, como el de la violación de su hermana, pero intenta contener a su hijo, Pedro Tercero cuando aparece con sus ideas socialistas en Las Tres Marías, por temor Esteban. Pero lo que más debe temer es al amor que surge entre este y Blanca Trueba, unión de la que nacerá Alba, la nieta consentida de Trueba.
Pero en medio de toda esta historia podemos ver la evolución de la sociedad. La escritora lo hace patente cuando describe las innovaciones, las relaciones y las opiniones de Esteban, en especial en cuanto a política se refiere en el último tramo de la novela. 
Creo que por un lado es la historia de una familia de cuatro generaciones en un momento social y político complicado, vertiginoso; por otro lado es la historia de cualquier pueblo latinoamericano (especialmente de Chile) reflejado en la vida familiar de los Trueba-Del Valle, como si esta fuera solo un pretexto para relatar la Historia. Porque es una Historia conocida, la historia de los "caciques" primero con Esteban y su colonia de campesinos; la de los movimientos sociales y la democracia con el cura socialista y sus adeptos que luego se va a ver también en el personaje de Miguel y del Presidente y del senador Trueba (conservador); la del golpe de estado. 
La familia Trueba pasa por varios estadíos, desde la pujante familia terrateniente, los problemas con la ley agraria, Esteban como el senador con ideales políticos muy arraigados que no teme enfrentarse a nadie,  y en oposición a esto, las mujeres que lo "desobedecen". Primero es Blanca, después va a ser Clara y por último Alba, todas piensan diferente a él. Todas son fuertes, todas lo enfrentan y se reponen, todas luchan, ninguna calla. Pero el enemigo no es Esteban, podríamos interpretar que el verdadero enemigo es la dictadura. Se trabaja bien en la unión de la historia de los García con los Trueba y del rencor que Esteban García tiene contra "la familia del patrón". No se puede negar que es un ser despreciable, un chico que traiciona a su tío, un joven que anhela tener lo que la familia "reconocida" tiene, que desea vengarse y que formando parte de los militares que luego tomarán el país podrá hacerlo.
Es un historia tan compleja como la realidad misma, tan verdadera que duele porque cualquier latinoamericano conoce la historia de su país y sabe que las cosas no pasaron de ese modo, sí lo hicieron de uno muy parecido. Pero no es una historia triste, es una queja, pero también hay perdón, hay amor, hay alegría y por sobre todas las cosas hay magia tan real que no lo parece: lo exótico, la aventura, lo fantástico y lo maravillo se juntan y crean esta obra magistral. 
Algunas veces sufría de ataques de asma. Entonces llamaba a su nieta (...) y Alba acudía corriendo, la abrazaba y la curaba con susurros de consuelo, pues ambas sabían, por experiencia, que lo único que quita el asma es el abrazo prolongado de un ser querido.
Sé que podría escribir mucho más pero es muy difícil. Tiene partes tan tristes y otras tan llenas de vida y color que golpean el alma y nos cambian un poco la forma de ver la vida. No es la mejor reseña que he escrito pero es muy difícil para mí escribir algo coherente en lo que ha esta inmensa obra refiere. No quiero spoilear todo, y quizás alguien pueda pensar eso, pero no es verdad, conté un 20% del total, además son mis palabras, mi precaria redacción que nada dice del estilo impecable de Isabel Allende y su trabajo tan fino de mantener al lector interesado mediante la utilización de adelantos de la trama, pequeños bocados de lo que vendrá.

Si leyeron la obra, si no, si les gustó esta reseña (no lo creo), comentenló!

Meri.

Comentarios

Entradas populares