viernes, 23 de diciembre de 2016

Rogue One: A Star Wars Story


¡Buenas tardes amiguit@s! Ya llegando las fechas importantes del año les traigo la reseña de una peli que tuve la oportunidad de ver ayer.


 ¡Hermoso poster! En fin, la última vez que les traje la reseña de una película fue del Episodio 7, o sea, hace un año *más precisamente el 21/12, ¡por dos días!*. Primero veamos el trailer 3. ¿Por qué el 3? Porque es el más fiel a película, les comento que hicieron cambios después de que lo viéramos.


 Opinión personal: Ahora sí. La idea es no spoilear nada por si no la han visto aun y tienen interés en hacerlo. Veamos, la trama se centra en una chica que está presa y que los rebeldes liberan/secuestran para un propósito suyo. Ahí empieza y lo que en principio es una misión "simple", encontrar a un rebelde radical en el planeta Jedha (sí, el de los Jedi), llegar hasta él y saber información sobre un piloto desertor *Esto Finn me recuerda Finn a alguien Finn* con un supuesto mensaje. Pero luego de ver ese mensaje, un grupo de Rebeldes se rebela contra los Rebeldes (?) y deciden hacer la suya en una segunda misión, más suicida que la anterior.
 Vamos por partes. Un templo Jedi (de Jedha) está siendo saqueado por los del Imperio porque ahí hay piedras que son la fuente de la energía de los sables de luz, y se los llevan para la construcción de la Estrella de Muerte. He ahí el problema, los Rebeldes no saben qué se está construyendo, pero saben que lo hace Galen Erso, el papá de Jyn Erso (la convicta que "rescataron"). Este hombre es considerado un traidor por los Rebeldes, pero necesitan llegar a él y para eso, la noticia de un piloto imperial que desertó y está en Jedha con un mensaje de don Erso es el punto de partida para comenzar la aventura. Pero Jyn no fue "reclutada" por eso, sino porque tienen que entrar al territorio de Saw Gerrera, quien fue casi como un padre adoptivo para ella. 
 Como todos saben, la peli trata del robo de los planos de la Estrella de la Muerte, bueno, es la segunda parte de la peli. 

 Ahora, los personajes. Ya conocimos a Jyn (Felicity Jones) y su señor padre (Mads Mikkelsen), ahora los rebeldes: Cassian Andor (Diego Luna) es el capitán de una nave y se muestra poco escrupuloso pero es un personaje golpeado por la guerra, y... o sea, no es un personaje que me inspire nada (no sé si está mal o bien interpretado), solo es un rebelde más, malhumorado la mayoría de las veces y que hace un clic en la mitad de la película y se la juega.
 Chirrut Îmwe (Donnie Yen) es uno de los guardianes del templo de Jedha, no es un Jedi pero cree en la Fuerza con toda sus fuerzas (?), un detalle: es ciego, pero que eso no los predisponga, porque el chino es un genio, un excelente guerrero, muy simpático, y puede ver más allá, conocer a las personas sin verlas, saber qué intereses habitan en su alma. Siempre está acompañado de su fiel amigo Baze Malbus (Jiang Wen) que desconfía de la Fuerza que Chirrut pregona, y siempre está recordándole que es él y no la Fuerza quien lo protege con una gigantesca arma.


 Para terminar, dos personajes sinceramente adorables. Por un lado, "El Piloto" Bodhi Rook (Riz Ahmed) al que no le creen originalmente porque trabajaba para el Imperio, siempre está como nerviosito, pobre loco, es un desertor que tuvo que pasar por muchos problemas también, incluida una horrible bestia. Pero está más puesto que una media para participar en la rebelión. Por último, el más adorable y querible androide. Seguro que pensaban que no había ningún droide o que el más copado era "Artu" o el moderno "Bebocho", no, aquí tenemos a uno que habla, mide más de dos metros y su programación hace que yo quiera uno para mi casa, no sé para qué porque es de estrategia... 🙊 Se llama K-2SO (Alan Tudik), también conocido por acá como "Cachuso" *ahh, la argentinidad*. Es el compañero de Cassian (un Chewie cualquiera) y tiene un humor sarcástico natural con el que nos encariñamos enseguida.
 Y hago mención especial al malo de turno, un genio que solo busca reconocimiento en el mundo del mal: Director Orson Krenic, encargado de la construcción de la Star Death (Ben Mendelsohn), hace muy bien su malvado trabajo y lo maltratan, pobre tipo...


Pobrecito, siempre se pierde la emoción...

El "piloto"

Saw Gerrera (Forest Whitaker)

El malo maloso

Para finalizar, este film me gustó mucho, más que el Episodio VII, tiene mucha acción, muchos personajes y todos con un propósito. Los que viajan en la Rogue One, los Rebeldes Elegidos, todos tienen su importancia dentro de la batalla, es una guerra que no deja a nadie descansando. Ellos representan la esperanza que se ha perdido luego de que el poder del Imperio se viera reflejado en la Estrella de la Muerte. Ellos creen que es posible derrotar a Lord Vader y destruir ese arma y aunque sus posibilidades de triunfar sean mínimas, como lo adelanta K-2 en repetidas ocasiones, no dudan en intentarlo e infiltrarse en la base supercustodiada del Imperio. Esta película, cronológicamente hablando, se ubica después del Episodio III y antes del IV, justo antes de que la Princesa Leia mande a R2-D2 con los planos de la Estrella a Tatooine y los encuentre Luke. El ensamble está perfectamente hecho teniendo en cuenta que las otras pelis que le siguen fueron hechas en 1977. Respetaron los vestuarios, los ambientes, y conocimos nuevos, y por sobre todo, cuidaron hasta el último detalle como los actores, por ejemplo, rejuvenecieron a varios (digo rejuvenecieron porque bueno, desde el 77...), revivieron a otros, ya es noticia lo que hicieron con Peter Cushing fallecido en 1994 para que volviera a interpretar al Grand Moff Tarkin, comandante de la Estrella de la muerte. La reaparición de Darh Vader, obviamente, aquí aun no sabía que su hijo en poco tiempo iría a enfrentarlo. El senador Organa aparece también haciendo referencia a otros míticos personajes y hechos de las posteriores películas y, su hija, entre otros muchos guiños para los fans.
Creo que quedó una entrada larga pero hay mucho para comentar, para decir, incluso para discutir.  El trabajo en esta película de acción sin Jedis, nos devuelve a las infinitas galaxias y su lucha por la paz. No queda más que dejarnos llevar, sorprendernos y emocionarnos con el final. Les aseguro que no se lo esperan 😉


"La Fuerza me acompaña y soy uno con la Fuerza,
y no temo a nada pues todo aquí es
 voluntad de la Fuerza"


Imágenes: Pinterest, Giphy

Meri y Mika.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Lecturas y retos 2016

¡Buen día! Hemos estado muy perdidas este año, como todos, y al empezar las vacaciones volvimos. Esto es así, nuestra vida laboral nos complica la existencia y este, creo que ya oficialmente, es un blog veraniego.
Aprovechando que estamos terminando el año para hacer un recuento de nuestra actividad lectora, y su relación con los retos que nos propusimos cumplir este año. Ya saben, a esta altura si nos siguen hace tiempo, que no cumplimos lo que prometemos porque nuestros estándares están muy altos y pensamos que podemos hacer más de lo que en realidad logramos. Pero nos gusta comprometernos e intentar superarnos, no lo lo conseguimos, pero no por eso dejamos de intentarlo. La próxima vez seremos realistas. 
Vamos a comenzar el recuento.
Descubriendo historias: Lo hice a principios de año y lo culminé exitosamente. *Vieron que todo es culpa del trabajo* 👍
Aquí llueve: Lamento decir que no fui haciendo un seguimiento de las escenas lluviosas... 👎
Lee tu signo zodiacal: Tenía que leer tres libros que comenzaran con las letras de mi signo... 👎
L: La abadía de Northanger. 
E: El pianista sin rostro.
O: -
Lee tu nombre: Mica tenía que leer cuatro libros que comenzaran con las letras de su nombre... 👎
Clásicos: Consistía en leer 10 libros clásicos. Y tengo el honor de anunciarles que... ¡Lo cumplimos! 👍
Rosaura a las diez, Marco Denevi.
Doce cuentos peregrinos, Gabriel García Márquez.
Alicia en el país de las Maravillas, Lewis Carroll.
Sueño de una noche de verano, William Shakespeare.
El eternauta, Héctor Oesterheld y Francisco Solano López.
La abadía de Northanger, Jane Austen.
El jardín secreto, Frances Hodgson Burnett.
El túnel, Ernesto Sábato.
Tirano Banderas, Ramón del Valle-Inclán.
El fantasma de Canterville, Oscar Wilde.

Este es todo el recuento, por ahora. Aun falta nuestro reto original para cerrar el año, y otras entradas más interesantes.
Esperamos que ustedes hayan tenido un mejor año de retos cumplidos.

Mica y Meri.