jueves, 21 de julio de 2016

Rosaura a las diez de Marco Denevi

¡Buenas noches! Espero que estén muy bien, disfrutando de sus vacaciones, ya ya me estoy despidiendo de las mías *llora amargamente en un rincón*. Aprovecho esta ocasión para traerles la reseña de un libro que leí tres veces y que cada vez me sorprende más, es increíble, un policial como pocos. Espero que se animen a leerlo.

Título original: Rosaura a las diez
Autor: Marco Denevi
Año de publicación: 1955
Editorial: Colihue
Páginas: 224

Contratapa (sinopsis)
 Rosaura a las diez, de Marco Denevi, tiene atrapado a públicoo lector desde 1955 cuando apareció su primera edición. Con introducción. notas y propuestas a cargo de las profesoras Herminia Petruzzi, Élida Ruiz y María Carlota Silvestri, EDICIONES COLIHUE la incorpora a la Colección Literaria LyC.
En el marco del género policial, se analizan en la introducción los indicios verdaderos y falsos, las imposturas en personajes y situaciones, los niveles de lengua y los tipos de discursos con que se organiza la novela.
Las Propuestas de trabajo plantean actividades que permitirán afianzar la información sobre el texto y detectar la capacidad personal y grupal de lectores atentos y quizá también, de expertos detectives.

Opinión personal
La primera vez que leí Rosaura a las diez no llamó mi atención en lo más mínimo, ni siquiera me acuerdo. La segunda vez que la leí sentía flojera de tener que volver a leerla, pero he aquí que me encantó. Es realmente genial. Lo novedoso es la polifonía que presenta como prespectivismo, o sea, utiliza diferentes voces con miradas propias sobre un mismo hecho, en este caso: un crimen. Pero tampoco es el crimen lo importante, sino los hechos que lo rodean, lo que pasó antes de que ocurriera el fatal hallazgo, ¿qué pasó para que esto ocurriera? ¿Cómo llegamos a este desenlace? En definitiva, tenemos un montón de cosas para analizar que dejan fuera de foco el crimen en sí, la principal: recién llegando a la mitad de la novela nos enteramos que había muerto alguien. Obviamente sabemos que algo había sucedido porque la primera parte se llama "Declaración de la señora Milagros..." Sabemos que se dirige a alguien porque hay marcas en su discurso que indican un "usted", pero su parlamento es tan intrincado gracias a las marcas de la oralidad que muchas veces se nos hace difícil saber cuando lo que cuenta es real, o importante ya que a todo lo tamiza con una opinión propia. Pero, esta primera parte está plagada de diálogos y apreciaciones de la señora que tiene un modo muy peculiar y a la vez, muy común de contar las cosas, es una ama de casa que tiene una hospedería y tres jóvenes hijas. No debemos confiarnos al 100% de su relato, es su visión. Luego le sigue la segunda parte: "David canta su salmo" Es un título con muchos símbolos, cada palabra encierra un significado oculto. David es el nombre del personaje que declara, pero su discurso es tan pesado, aburrido y parece la clase de un sabio pedante, he allí la comparación con un salmo, esa es la interpretación que yo le doy a dicho título (no quiero ofender a nadie, pero los salmos son bastante confusos, largos y no los entiendo), además se cantan, como se dice también vulgarmente a "decir la verdad".  Luego sigue la "Conversación con el asesino" donde el sospechoso principal charla con el inspector. Aquí vamos a conocer un dato fundamental que está más allá del asesinato, es más importante todavía *y no les voy a decir qué muejeje*. En fin, el lector es una parte fundamental para conocer la historia, porque hay pistas de distintas clases en todos los discursos, cada uno le sirve para entrecruzar datos y así saber qué es verdad y qué no. Es imposible no dudar en un momento que hay algo raro. 
"Yo soy el hombre que soñó demasiado. Je, je, soñó tanto, que el sueño se le solidificó delante de los ojos. Pero anoche desperté. Ah, desperté después de un largo sueño.
-Sí, pero cuando yo despierto. no aparece al mismo tiempo un cadáver en mi cama.
-¿Y eso es lo que me compromete? El cadáver en mi cama. ¿Y por qué me compromete? ¿Qué culpa tengo yo de que haya parecido un cadáver? Cuando desperté ya estaba allí".
¡Sean lectores críticos! Sigan a Camilo y no confíen en él, sé que no lo harán porque es medio rarito, pero no es malo solo posee algún tipo de neurosis, pero es nuestro protagonista. David es insoportable, Milagros nos hará recordar a nuestras mamás o abuelas (creo que tiene algo de cada una), Eufrasia es la típica chusma y Rosaura... ¿Qué decir de ella? Es difícil de definir, pero según la mayoría de las miradas, una damisela enamorada y en apuros. 
Es un policial moderno, el crimen es solo el pretexto para mostrarnos a unos personajes muy coloridos, una narrativa genial y un final sorprendente.

No desperdicien la posibilidad de leer un autor argentino con tan buena literatura. Espero que tengan un lindo fin de semana.

***
Para cerrar fotito de Juan Verdaguer como Camilo Canegato en la película de 1958.

Umm, Camilín, ¿en qué piensas esta vez?
Meri.

2 comentarios:

  1. Hola!! Esta novela es una de mis preferidas :) La leí un montón de veces (no sé cuántas, no las conté). Me gustan las novelas que cuentan una historia desde la perspectiva de distintos personajes. La peli la vi y me gustó porque es bastante fiel al original. Me sorprendió verlo a Juan Verdaguer en un rol dramático, siempre lo recuerdo como un gran humorista :) Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Milagros DEFINITIVAMENTE me recuerda a mí mamá y a mi abuela, te juro que son iguales. Tanto que da risa. Para mí ella es lo mejor de esta novela, la adoro.
    Y adoro este libro, uno de mis favoritos. Así que me alegra que le hayas dado una segunda oportunidad y te haya gustado :D
    Abrazon

    ResponderEliminar