miércoles, 31 de agosto de 2011

Profetas, sí, más nunca en su tierra

Bueno, esto es solo un pequeño recuento que hace casi una regla la frase que dice que ningún profeta lo es en su tierra. Teniendo en cuenta que esto surge con Jesús que cuando estaba en otras localidades vecinas predicando todos acudían a él y lo querían pero cuando vuelve a Jerusalén es asesinado. Bueno, algo así, pero de otra manera y no tan drástica, les sucede a los pilotos de Fórmula 1. Aquellos que ganan carreras o hacen un buen espectáculo en todos lados, cuando les toca su patria natal, no pueden mostrarse y se vuelve un poco decepcionante. Aclaremos que no todos los grandes premios tienen piloto local.
Comenzando por el principio, tenemos en Australia a un australiano que el año anterior se había jugado el campeonato, que termina 5º, muy alejado de lo perfecto de su compañero.
Pasamos a España, ya que tenemos 2 representantes importantes y hasta un equipo. Fernando Alonso que terminó 5º cuando se pensaba que podía dar algo más. Jaime Alguersuari, en cambio, 16º, como venía. E Hispania, terminó con un solo auto.
En el caso del gran premio de Europa, no hubiese sido del todo fácil que un no europeo ganara, si bien son varios, los que tienen las oportunidades son muy pocos, por eso no lo contamos.
Gran Bretaña, bueno, tenemos a 3 grandes exponentes  y varios equipos, quien terminó triunfando fue Ferrari y Red Bull, o sea, ningún piloto o equipo británico. Jenson Button debía abandonar la carrera por un error en boxes y Hamilton no estaba en condiciones, mientras que Paul di Resta, que había conseguido un excelente lugar en la largada, por problemas, terminó 15º.
Llegamos a Alemania, en donde tenemos para tirar para arriba, 6 pilotos, entre ellos el actual campeón, pero ni él rompió con la maldición, terminando 4º, su peor posición en lo que va del campeonato. Y fue el alemán que estuvo más cerca del podio. Siendo Rosberg, Schumacher y Sutil los que sumaron, aunque con la salvedad de que para este último fue la mejor carrera en lo que va del año.
La última carrera que vimos fue Bélgica, en la que luego de muchos años, había piloto local, del cual lo único que podemos decir es que terminó justo por delante de su compañero de equipo, tampoco le podemos pedir más.
Pero como el campeonato aun no termina, y nos faltan Italia, Japón, India y Brasil no podemos decir que la maldición no sea rota, aunque las expectativas no son muy alentadoras, teniendo en cuenta los pilotos que son y los equipos a los que pertenecen. Aunque… quien sabe, quizá Japón o Brasil nos den la sorpresa. xD

No hay comentarios:

Publicar un comentario